viernes, 16 de octubre de 2009

Desde Mallorca un beso con el trasero..








La estación del otoño acaba de llegar y con ella las ganas de pasear de nuevo por el monte cercano a mi pueblo de Campanet; en una tarde en la que el sol brilla timidamente y en la que busco a los pequeños amigos/as que lo habitan duendes del bosque de mil formas y colores.
Duendes que sin uno darse cuenta están ahí en lugares muy curiosos como se puede observar en todas estas fotografías, que fueron tiradas al sentirme observado y de repente me fijo que un pequeño amigo se está columpiando en su tela de araña esperando a que algún desafortunado insecto caiga en su trampa y que se ríe de mí al verme fotografiarlo.
!!Solo me queda pensar que la Naturaleza es maravillosa!!.

3 comentarios:

  1. Hola,querido!
    Belíssimo blog,estoy encantada.Parabéns seu trabalho é irretocável.
    Besos desde Brasil,
    Cibele

    ResponderEliminar
  2. Y tan maravillosa, me crié en el campo cuando aún había erizos, lobos, águilas, búhos...; en la Siera Norte de Sevilla.
    Esa imagen de los caballos es preciosa.

    Felicidades por este espacio, merece la pena encontrar blogs así.

    Gracias.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a nuestra página........
La nobleza de los nómadas consiste en no guardar la libertad del cielo bajo sus párpados cerrados, sino transmitirla con la mirada, lejos, lejos hacia el horizonte......